Edvard Munch

arte - escultura - pintura - Edvard Munch - Madonna

Edvard Munch

"El grito" ha recibido con frecuencia el título de "primer cuadro expresionista" y constituye verdaderamente el ejemplo arquetípico de la "pintura anímica" de Munch. Su fuerza expresiva se debe especialmente a las técnicas y efectos pictóricos empleados y se hace patente en la estridencia del colorido y la las líneas sinuosas. La escena en general y en especial la figura que aparece en primer plano han sido dibujadas con clara intención grotezca. Los colores tienen una consistencia irreal. Pintado a partir del "infierno interior" de Munch, el cuadro visualiza asimismo un aspecto de la desesperación omnipresente a finales de siglo, con sus connotaciones de angustia y sentimiento apocalíptico. La fuerza demoledora del motivo lo proyecta a nuestra época, demostrando la vigencia del tema.

Esta notable pintura de Edvard Munch así como también otra de su producción, "Madonna", fueron robadas en Noruega por hombres armados mientras asombrados espectadores observaban el asalto.

"Dos o tres hombres armados amenazaron a un empleado ... para que les entregara ´El Grito´ y ´Madonna"´, dijo a a la agencia AP la vocera policial Hilde Walsoe. "Nadie fue herido y los sospechosos huyeron en un Audi A6. Estamos buscándolos por todos los medios a nuestra disposición".

Varios visitantes del Museo Munch se asustaron y pensaron que estaban siendo atacados por terroristas.

Un productor de la radio francesa, Francois Castang, dijo que estaba visitando el museo cuando un grupo de ladrones ingresó al sitio y se llevó varios cuadros, entre ellos "El Grito", que muestra a una figura angustiada con las manos apretando su cabeza.

"Lo que resulta más extraño en ese museo es que no hay medios de protección de las pinturas, ninguna campana de alarma", dijo Castang a la radio Francia Inter.

Hay cuatro versiones de "El Grito". El Museo Munch tiene dos de ellas, un coleccionista privado, una tercera, y la cuarta está en la Galería Nacional de Oslo. Esa versión fue robada en febrero de 1994, pero se logró recuperarla tres meses más tarde.

"Todas ellas fueron pintadas por Munch, y todas son muy valiosas", dijo Jorunn Christoffersen, vocera del museo. "Sin embargo, es imposible vender esa pintura, o ponerle precio".

Luego del robo de 1994, la policía recuperó la obra, pintada sobre papel frágil, en un hotel en Asgardstrand, a unos 65 kilómetros al sur de Oslo. Tres noruegos fueron arrestados.

Investigadores dijeron que los ladrones intentaron cobrar al gobierno un rescate por un millón de dólares. Esa suma nunca fue pagada.

Madonna

"Madonna" es un cuadro al óleo, de 90,5 centímetros por 70,5 centímetros que Munch pintó durante los años 1893-1894. Muestra a una madonna erótica con un halo rojo rodeada por un aura oscura. Munch luego produjo litografías con esa imagen.

Munch, un pintor y artista gráfico noruego, que trabajó en Alemania así como en su patria, desarrolló un estilo muy emotivo que fue de gran importancia en el desarrollo del Expresionismo en el siglo XX.

Pintó "El Grito" en 1893, parte de su serie "Friso de Vida", en el cual los temas centrales son la enfermedad, la muerte, la angustia y el amor. Murió en 1944, a la edad de 81 años.

En el Museo Nacional de Arte de Noruega se exhiben unas 58 pinturas de Munch.

Búsqueda personalizada
INICIO